Masala-Chai

El té chai se ha convertido en sinónimo de un tipo de té aromático y picante al que debemos referirnos con más precisión como masala chai.

Además, esta bebida puede tener beneficios para el corazón, la digestión, el control de los niveles de azúcar en sangre y más.

Aquí te explicamos lo que necesitas saber sobre el té chai y sus posibles beneficios.

Recuerda que al tener tu tarjeta de cliente frecuente a la mano, puedes adquirir muchos beneficios a lo largo del año; regístrate y pide un macchiato tal y como a ti te gusta. ¡No dejes pasar esta gran oportunidad!

Beneficios del té chai a tu salud y tu corazón

La canela, uno de los principales ingredientes del té chai, puede reducir la presión arterial.

La mayoría de las investigaciones han observado que beber cuatro o más tazas de té negro al día, puede reducir ligeramente los niveles de presión arterial.

Varios estudios sugieren que el té negro que se usa para hacer el té chai, puede contribuir a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Así que ya sabes, si quieres tener una buena salud, integra al té chai dentro de tu dieta.

té chai

Conoce más sobre este delicioso té

El té chai es un té dulce y picante conocido por su fragante aroma. Esta bebida está hecha de una combinación de té negro, jengibre y otras especias.

Las especias más populares son el cardamomo, la canela, el hinojo, la pimienta negra y el clavo, aunque el anís estrellado, las semillas de cilantro y los granos de pimienta son otras opciones populares.

A diferencia del té normal, que se elabora con agua, el té chai se elabora tradicionalmente con agua tibia y leche tibia. También tiende a endulzarse en diversos grados.

Aquí puedes obtener otras opciones de té para relajar los músculos, en caso de que tengas un poco de dolor.

Otras opciones del té chai

Los chai lattes son otra forma popular de consumirlo. Algunos los hacen agregando un trago de concentrado de té chai a la leche al vapor, lo que produce una bebida que contiene más leche.

El té chai se puede comprar en la mayoría de los cafés, pero también es fácil de preparar en casa, ya sea desde cero, en bolsitas de té premezcladas o en un concentrado comprado en la tienda.