brunch

“Brunch” es una palabra que hemos escuchado bastante, pero no siempre nos queda muy claro qué es realmente.

Sabemos que se relaciona con la comida de alguna manera y puede ser una ocasión bastante amena que se lleva a cabo temprano. Si quieres saber todo sobre el brunch, ¡continúa leyendo!

¿Qué es un brunch?

rico brunch

La palabra ‘brunch’ es una combinación de breakfast y lunch, y se come entre el desayuno y la hora del almuerzo. Algunos lo definen como un desayuno tardío o un almuerzo temprano.

Apareció por primera vez a finales del siglo 19 en Inglaterra y parece haber nacido de las clases altas británicas. Los domingos, las familias adineradas daban a sus sirvientes un día libre, después de que les prepararan una comida estilo buffet que sus empleadores podían comer durante el resto del día.

Platillos que se sirven en un brunch

Lo que se come en un brunch no suelen ser muy pesadas, de hecho, se acostumbra mucho a servir postre y algunas de las siguientes opciones:

Tostadas francesas

 tostadas francesas

Dos palabras: dulce y salado. Normalmente, cuando pensamos en tostadas francesas, pensamos en una sobrecarga de dulzura. Pero, el brunch actualmente ha cambiado para mejor, y más restaurantes están agregando sabrosas tostadas francesas saladas al menú.

Solo puedes soñar con lo celestial que sabe. Pero siempre está la opción original, un buen trozo de challah gordo cubierto con bayas frescas y azúcar en polvo.

Papas

Papa Hash brown

El plato de brunch ideal contiene un acompañamiento de papas. Asadas o fritas, no hay forma de equivocarse con las papas. Puedes elegir entre hash browns, papas fritas caseras, papas fritas, papas asadas, incluso batatas.

Con una buena capa de condimento y un destello picante, dejarán un sabor en la boca que será inolvidable. Seguro que estarás triste mientras tomas el último bocado de la última papa que queda en tu plato.

Huevos Benedict

Huevos Benedictinos

No  hay un platillo más clásico de los brunchs que los huevos Benedict. Casi todos los menús de los desayunos tardíos lo tienen y casi siempre es atractivo.

Un muffin inglés cubierto con tocino o jamón, huevo y una agradable salsa holandesa cremosa en capas en la parte superior no podría sonar mejor.

Si eres el tipo de persona que ama los huevos escalfados, esta deliciosa combinación es la opción ideal para ti.

Waffles

Waffles

Si tu gusto por lo dulce prevalece, los waffles son la opción de menú perfecta para ti. Puedes ahogarlos en jarabe de arce, cubrirlos con crema batida y ponerles todos los ingredientes que se te ocurran.

¡Realmente comer un brunch de vez en cuando es delicioso y una buena excusa para salir con amigos! Por ello, te invitamos a comer fuera y tener un desayuno tardío al menos una vez al mes.