restaurante mexicano Café de Tacuba 2

El restaurante mexicano Café de Tacuba es uno de los sitios más antiguos de la CDMX. Se ha mantenido como un santuario de las tradiciones culinarias del país. Ubicado en un antiguo convento, el restaurante es uno de los más antiguos de la CDMX. De hecho, se dice que la calle en la que se encuentra el restaurante, la calle de Tacuba, es la primera calle de la ciudad.

Entrar al comedor del Café de Tacuba significa seguir los pasos de Diego Rivera, los presidentes mexicanos y las estrellas de rock locales. No esperes ver fotos sonrientes de invitados famosos en las paredes. La decoración del restaurante es una oda al arte mexicano.

Candelabros de latón que cuelgan del techo, obras de arte coloniales cuelgan de cada pared y la talavera, cerámica indígena de Puebla y Tlaxcala, acentúa las escaleras, los pasillos y el comedor. A todas horas, los mariachis caminan por el comedor dando serenatas a los invitados.

Después de leer esto, seguro se te antojará comer unas enchiladas, unos chilaquiles verdes, unos huevos revueltos… ¡mmm! Te recomendamos pedir tu comida en servicio a domicilio. Hoy en día, existen menús muy variados que deleitan el paladar de muchas personas. Tan solo hay que dar clic y pedir. No nos desviamos más, te invitamos a leer esta información sobre Café de Tacuba.

Un restaurante mexicano que rinde homenaje a la Ciudad de México

“Queríamos una decoración duradera, hermosa y que mostrara el talento de México”, dice Juan Pablo Ballesteros, bisnieto de Dionisio Mollinedo Hernández, quien abrió por primera vez el concepto del siglo XX, combinando las raíces indígenas y el dominio colonial del país.

Este espíritu también es evidente en el menú. El restaurante es rico en comida a base de maíz, un ingrediente autóctono que sobrevivió a los 300 años de España en el poder.

Una harina a base de maíz se usa en tamales, atole y enchiladas. Debido a que la cocina sigue recetas originales que se remontan a décadas, las cosas toman tiempo, por lo que tendrás esperar de 20 a 30 minutos para tu comida.

Ante todo, se cuida la esencia de este restaurante mexicano

“Las recetas que se usan aquí no han cambiado en 50 o 60 años”, dice Ballesteros. “Es como entrar en los recuerdos de alguien, o incluso en los tuyos. Entrar aquí significa entrar en los años dorados de la Ciudad de México”.

Ballesteros atribuye la longevidad del restaurante a su compromiso con la coherencia. Según él, es por eso que varias generaciones de familias siguen regresando: saben qué esperar. Algunos quieren revivir recuerdos.

Mientras que muchos restauradores se ocupan de mantenerse relevantes, Café de Tacuba no lo hace. Casi nunca se agregan nuevos elementos de menú. Cuando lo son, se ofrecen como especiales, no como opciones permanentes.

restaurante mexicano Café de Tacuba

Las monjas, la devoción a los alimentos y el orgullo indígena

“Muchas de las recetas de México se hicieron en iglesias y monasterios”, dice Ballesteros. “Por monjas de los conventos”. Hace siglos, estas monjas aprendieron a preparar comidas masivas, centrándose en el sabor más que en la técnica.

“No son cocineros capacitados”, dice Ballesteros. “Ellos cocinan por devoción a la gente y para servir a Dios. Hacen lo que es sabroso”. Mayora, similar a chef, es un apodo que se usa para describir a alguien que cae en esta categoría. Y son estas mujeres las que dirigen la cocina de Café de Tacuba.

Desde sus inicios, el restaurante se ha comprometido a utilizar únicamente productos autóctonos del país. Provienen de pueblos vecinos u otros estados como Puebla, Hidalgo y Oaxaca. La intención es destacar la cocina mexicana, permitiendo que el restaurante prospere a medida que aumenta el interés (y la apreciación) de su comida.

Cuidar los orígenes

En lugar de adoptar técnicas de moda o tendencias culinarias, Ballesteros y su familia esperan mostrar a los clientes el mundo a través de sus ojos. Esto ha colocado a Café de Tacuba décadas por delante del auge gastronómico que se está produciendo en torno a la comida mexicana, lo que impulsa aún más su éxito.

El interés en el mezcal, los insectos y las recetas prehispánicas más antiguas como el champurrado puede parecer relativamente nuevo, pero para la cocina del restaurante, estos son alimentos básicos en los que el personal creció. En lugar de minimizar sus raíces indígenas, la propiedad las destaca.

También te puede interesar: ¿Dónde comer en la Ciudad de México?