café

El café es una parte tan importante de la cultura estadounidense como lo son los pantalones de mezclilla y el rock and roll.

Aunque comenzó tarde en el carro del café, Estados Unidos ha revolucionado desde entonces la escena del café, desde la introducción de Starbucks hasta el resurgimiento moderno de los rituales y la experiencia del café.

Si andas de antojo, te recomendamos utilizar tus rewards acumulados e invitar a tus seres queridos un delicioso café; haz uso de tus puntos de lealtad y sigue sumando compras para que recibas más adelante descuentos y productos.

starbucks café estadounidense

El origen del café como bebida

La génesis del café estadounidense, como la mayoría de los alimentos, es una historia enredada en el folclore centenario. Una leyenda popular habla de un pastor de cabras llamado Kaldi que descubrió granos de café en la meseta etíope hace cientos de años.

Sus cabras, que comían los antiguos arbustos frutales, galopaban llenas de energía. Probando la fruta él mismo, Kaldi tuvo una reacción similar, revelando su descubrimiento con un monasterio local.

El abad, que preparó una bebida con la baya roja, compartió la bebida con otros monjes y el conocimiento del estimulante natural se extendió rápidamente por todo el continente.

Antes de que apareciera una versión moderna del café, su fruta parecida a la cereza se usaba en una variedad de preparaciones, algunas de las cuales incluían sustancias parecidas al vino. En el siglo XV, el café se cultivaba y comercializaba en Arabia, y sus granos, despojados de su pulpa exterior, se tostaban y elaboraban.

El inicio de los cafés públicos

Los cafés públicos, llamados qahveh khaneh, surgieron en el este como lugares donde la gente podía intercambiar información mientras tomaba una taza de la adorada poción.

Viajando a Europa, el café se convirtió rápidamente en la bebida matutina preferida sobre la cerveza y el vino, y a mediados del siglo XVII había más de 300 cafeterías en Londres, a menudo frecuentadas por artistas, escritores e intelectuales famosos.

El café finalmente fue llevado al Nuevo Mundo por los británicos a mediados del siglo XVII. Las cafeterías eran populares, pero no fue hasta el Partido de Boston en 1773 que la cultura del café de Estados Unidos cambió para siempre: la revuelta contra el rey Jorge III generó un cambio masivo del té al café entre los colonos.

La popularidad del café estadounidense

La demanda de café floreció y, después de que los holandeses aseguraran plántulas de café a fines del siglo XVII, el cultivo de café se expandió fuera de Arabia por primera vez. Los viajeros y comerciantes llevaron semillas a nuevas tierras y se plantaron cafetos en todo el mundo.

En el siglo XVIII, el café se había convertido en uno de los productos básicos más rentables del mundo. El consumo y la popularidad en los Estados Unidos aumentaron, especialmente durante la Guerra Civil, y los empresarios inteligentes buscaban una forma de sacar provecho de ello.

En 1864, los hermanos John y Charles Arbuckle, nacidos en Pittsburgh, comenzaron a vender café pretostado por libra y se enriquecieron vendiéndolo a los vaqueros del oeste. ¡Era el comienzo del boom del café estadounidense!

James Folger, que vendía café a mineros de oro en California, también tuvo un gran éxito. Varias otras marcas de café de renombre, incluidas Maxwell House y Hills Brothers, siguieron rápidamente su ejemplo.

El origen de Starbucks y el boom del café estadounidense

El café instantáneo de la posguerra se introdujo en el mercado y siguió siendo popular hasta que Starbucks abrió en Seattle en 1971. Starbucks hizo que el café estuviera geográficamente disponible para todas las personas, adaptando la bebida al paladar único de cada cliente.

Hoy, la revolución del café sigue creciendo. Un movimiento de base que comenzó en cafeterías pequeñas e independientes está refinando lo que Starbucks nos dio: ahora es una artesanía artística, muy parecida a la del vino o la cerveza, que utiliza granos sostenibles, tostados localmente y de comercio justo. Dónde se cultivan los granos, cómo se tuestan y el proceso de elaboración se analizan de cerca.

Esta experiencia en café estadounidense está creciendo entre los jóvenes, muchos la usan como entrenamiento para el mundo culinario. Así como una ristra de romero fresco o un tomate maduro y jugoso tienen una gran variedad de sabores complejos, el café también los tiene.

Como te habrás dado cuenta, en este blog hablamos sobre café. La razón: nos gusta mucho esta bebida (¡a quién no!). Es algo presente en países y ciudades del mundo. Hay adictos al café en la CDMX, Londres, Nueva York y en naciones tan importantes en el Medio Oriente, Europa y Asia.