platillo amaranto

La palabra amaranto significa “inmarcesible” en griego. Las flores de la planta son de un carmesí vivo durante todo el verano, lo que la convierte en una vista sorprendente. Sin embargo, las flores no son el gran atractivo del amaranto, son las semillas. Después de la cosecha, se usan de manera similar a los granos como el arroz y la avena.

El amaranto es originario de México y América Central. Era un alimento básico de los aztecas y sigue siendo parte de la dieta centroamericana. El amaranto ha aumentado su popularidad en los Estados Unidos a medida que más personas se dan cuenta de su impresionante perfil nutricional.

Es fácil ver por qué. El amaranto sabor a nuez, agradablemente dulce y su versatilidad lo convierten en una opción perfecta para muchas recetas, puedes hacer desde hot cakes en casa hasta un rico acompañamiento en el desayuno.

amaranto en plato

Beneficios de la salud

Los nutrientes del amaranto pueden ofrecer importantes beneficios para la salud como parte de una dieta saludable. Es una fuente de vitamina C, que es vital para el proceso de curación del cuerpo porque ayuda a procesar el hierro, formar vasos sanguíneos, reparar el tejido muscular y mantener el colágeno.

Aquí hay algunos otros beneficios para la salud del amaranto:

Naturalmente sin gluten

El amaranto es una buena opción para las personas con enfermedad celíaca, una condición en la que una reacción del sistema inmunitario al gluten de trigo puede dañar el intestino delgado.

Alto en proteína

El amaranto es una de las formas vegetales más ricas en proteínas disponibles. El cuerpo absorbe fácilmente la proteína y contiene todos los aminoácidos, incluso la lisina, que a menudo falta en los cereales. Los estudios han demostrado que, en el reino vegetal, las proteínas del amaranto se encuentran entre las más similares a las proteínas animales.

Rico en antioxidantes

El amaranto es rico en antioxidantes, incluidos el ácido gálico y el ácido vainílico. Los antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres, que son subproductos dañinos de la actividad celular normal, lo que ayuda a reducir todo, desde los signos del envejecimiento hasta las enfermedades del corazón.

persona inflamada

 

Alivia la inflamación

Algunas reacciones alérgicas provocan una inflamación incómoda a través de la producción de inmunoglobulina E. Los primeros estudios muestran que el amaranto puede ralentizar la producción de inmunoglobulina E en el cuerpo, lo que reduce la inflamación.

Reduce el colesterol

Dos estudios en animales muestran que el amaranto y su aceite tienen el potencial de reducir significativamente el colesterol LDL “malo” sin reducir el colesterol HDL “bueno”. Pero los científicos necesitan investigar cómo el amaranto afecta el colesterol en los humanos.