queso mozzarella-casero

La queso mozzarella tiene una dulzura lechosa. Sabemos de antemano que es excelente en la pizza y en una ensalada de tomate. Pero no hay que quedarnos cortos de imaginación. Existen muchos platillos más en los que puedes agregarlo.

Cuando vayas a un restaurante italiano, te recomendamos pedir queso mozzarella auténtico en tus platillos, ya que pueden poner otras versiones que no son tan convincentes. Si pides una pizza en servicio a domicilio​, puedes pedirles que agreguen queso mozzarella extra. Verás que será una delicia.

Sin más preámbulos, aquí te presentamos ocho formas de usar este delicioso queso.

queso mozzarella 1

1. Croquetas de papa con queso mozzarella

Mejora tus palitos de mozzarella y mezcla este queso con puré de papas y hierbas; cubre con pan molido y fríe hasta que esté crujiente. Comida reconfortante en su máxima expresión.

2. Risotto

¿Qué le hace falta a un exquisito risotto de verduras? ¡Adivinaste! Cúbrelo con una rodaja de mozzarella justo antes de servir.

3. Arancini con queso mozzarella

Sí, el arancini sabe muy bien si lo acompañas con queso mozzarella. Toma el risotto sobrante, forma bolitas y rellena con queso mozzarella. Una vez que estén listas, no te olvides de freír bien hasta que estén doraditas. ¡El resultado será realmente increíble!

4. Frittata

Introduce cubos de mozzarella en una frittata justo antes de meterla al horno. El resultado: pizza para el grupo bajo en carbohidratos.

5. Agrega queso mozzarella en las enchiladas

La mozzarella es un gran sustituto de muchos quesos al estilo mexicano. Úsalo para cubrir unas ricas enchiladas verdes.

6. Salsa de crema

Haz un puré de mozzarella y agrega aceite de oliva para hacer una deliciosa salsa de crema. Luego agrega las verduras y ¡listo!

7. Arepas con queso mozzarella

Rellena las arepas con queso mozzarella y haz mini versiones de este bocadillo callejero de Sudamerica.

8. Timballo

¿Te sientes ambicioso? Vuelve a crear la mejor escena gastronómica de la película Big Night y prepara esta pasta horneada con un enorme trozo de mozzarella.

No cabe duda que este alimento es delicioso y muy versátil. Agrégalo a tus platillos y sorprende a tus familiares y amigos en tu próxima reunión. Puedes acompañarlo con bebidas como vino tinto, cervezas de malta y clericó.

También te puede interesar: ¿Cómo hacer unos deliciosos molletes?