el mejor-cafe-con-leche

¿Leche para el café? Cada día se consumen más de 2 mil millones de tazas de café en el mundo, y un porcentaje bastante decente de estas tazas de café son “milkies”: flat white, cappuccino, latte, cortado, etc.

Pero, alrededor del 65% de la población mundial es intolerante a la lactosa. Agrega a esto el número cada vez mayor de personas que eligen deshacerse de los lácteos por otras razones.

Entre esas razones está la popularidad del veganismo, y ese es un número grande y cada vez mayor de personas que necesitan una alternativa a la leche para el café.

Si no te gusta tanto el café, puedes optar por un té chai que es una bebida beneficiosa para tu salud.

leche para el café

Leche de soja

La leche de soya es una de las alternativas originales a la leche, y aunque no todas las leches de soya funcionan tan bien para hacer otras bebidas, hay algunas marcas que se han hecho específicamente pensando en baristas y baristas caseros.

Leche de avena

La leche de avena se encuentra actualmente entre las alternativas de leche más populares para el café.

Algunas de estas leches de avena no solo actúan de manera similar a la leche de vaca cuando se trata de cocer al vapor, sino que algunas marcas han producido leches de avena que saben notablemente similar a la leche de vaca una vez que se mezclan con espresso.

La leche de avena es particularmente popular entre los hombres debido a la preocupación entre algunas personas de que los productos de soya puedan reducir los niveles de testosterona.

Recuerda que si tienes un reward, puedes obtener beneficios a lo largo del año (descuentos y bebidas de cortesía); cuando quieras café para llevar cerca de ti, asegúrate de formar parte de un programa de lealtad y registrar todas tus compras.

Opción con almendras

Otra de las alternativas de leche más populares para el café, la leche de almendras es baja en calorías y tiene el sabor distintivo de la nuez de la que se deriva.

Es una buena fuente de vitamina E. Está disponible en variedades endulzadas y sin endulzar, y esta última tiene un sabor algo amargo.

El sabor a nuez complementa bien el sabor del café, y hace buena espuma cuando se usa en café con leche, aunque esto deja la capa debajo de la espuma un poco acuosa.